Espiritualidad, Tao, Buddhismo, Teosofía & Sufismo

30th Septiembre 2014

Foto con 4 notas

El ruiseñor se niega a
anidar en la jaula,
para que la esclavitud no sea
el destino de su cría.

KAHLIL GIBRAN

El ruiseñor se niega a

anidar en la jaula,

para que la esclavitud no sea

el destino de su cría.

KAHLIL GIBRAN

Etiquetas: filosofiasabiduríaesoterismoreflexiónespiritualidad

28th Septiembre 2014

Foto con 9 notas

Nuestra interpretación de la ley natural en su aplicación más amplia depende, estrechamente, de nosostros mismos y de nuestros modos de respuesta. 
Conquistar la naturaleza, por medio de la obediencia a la ley natural, implica la adaptación del hombre a su medio ambiente en una relación armoniosa que debe incluír factores físicos y metafísicos de experiencia humana. Y la percepción humana de la ley natural siempre será relativa y parcial, dependiendo de la evolución de la conciencia humana y su relación con su medio.
No obstante encontramos que:
"Hay una Ley Eterna en la Naturaleza que tiende siempre a ajustar los opuestos y a producir una armonía final".   DOCTRINA SECRETA, III.
La tensión de esta “ley eterna” se denomina en otra parte, y más usualmente, Karma, y para la mayoría de nosotros, una afirmación tan inclusiva como la de más arriba sólo puede ser aceptada intuitivamente; la presente conciencia humana es demasiado limitada para examinar los vastos ciclos de tiempo que deberían demostrar su verdad.
Además, esto tiene cierta connotación ética, una cualidad adaptada de acuerdo a la conciencia, que no es evidente en las leyes observables por los sentidos físicos.  Sin embargo, si se concede que la manifestación sigue al Plan, entonces la existencia de una tal “ley externa” es seguramente lógica.

EDWARD L. GARDNER

Nuestra interpretación de la ley natural en su aplicación más amplia depende, estrechamente, de nosostros mismos y de nuestros modos de respuesta.

Conquistar la naturaleza, por medio de la obediencia a la ley natural, implica la adaptación del hombre a su medio ambiente en una relación armoniosa que debe incluír factores físicos y metafísicos de experiencia humana. Y la percepción humana de la ley natural siempre será relativa y parcial, dependiendo de la evolución de la conciencia humana y su relación con su medio.

No obstante encontramos que:

"Hay una Ley Eterna en la Naturaleza que tiende siempre a ajustar los opuestos y a producir una armonía final".   DOCTRINA SECRETA, III.

La tensión de esta “ley eterna” se denomina en otra parte, y más usualmente, Karma, y para la mayoría de nosotros, una afirmación tan inclusiva como la de más arriba sólo puede ser aceptada intuitivamente; la presente conciencia humana es demasiado limitada para examinar los vastos ciclos de tiempo que deberían demostrar su verdad.

Además, esto tiene cierta connotación ética, una cualidad adaptada de acuerdo a la conciencia, que no es evidente en las leyes observables por los sentidos físicos.  Sin embargo, si se concede que la manifestación sigue al Plan, entonces la existencia de una tal “ley externa” es seguramente lógica.

EDWARD L. GARDNER

Etiquetas: sabiduríaesoterismoespiritualidadfilosofiareflexión

28th Septiembre 2014

Foto con 9 notas

¿Qué amigo es el que buscareis para matar las horas?
Buscadlo siempre para vivir las horas.
Porque él está para llenar vuestra necesidad,
no vuestro vacío.

KAHLIL GIBRAN

¿Qué amigo es el que buscareis para matar las horas?

Buscadlo siempre para vivir las horas.

Porque él está para llenar vuestra necesidad,

no vuestro vacío.

KAHLIL GIBRAN

Etiquetas: sabiduríafilosofiareflexiónespiritualidadamistad

28th Septiembre 2014

Foto con 11 notas

La amistad es siempre una dulce responsabilidad;
nunca una oportunidad.

KAHLIL GIBRAN

La amistad es siempre una dulce responsabilidad;

nunca una oportunidad.

KAHLIL GIBRAN

Etiquetas: sabiduríaamistadfilosofiareflexión

28th Septiembre 2014

Foto con 9 notas

"EL ALMA SE PERFECCIONA
CON LA ENTREGA”.

HERMANN HESSE

"EL ALMA SE PERFECCIONA

CON LA ENTREGA”.

HERMANN HESSE

Etiquetas: literaturasabiduríafilosofiaespiritualidadesoterismoreflexión

28th Septiembre 2014

Foto con 9 notas

¿No es tu mano un milagro?
¿Hay en la creación algo semejante a ella?
¿Para qué te la dieron, sino para que la alargues 
  en ayuda de tu hermano?.

Del archivo Tibetano

¿No es tu mano un milagro?

¿Hay en la creación algo semejante a ella?

¿Para qué te la dieron, sino para que la alargues

  en ayuda de tu hermano?.

Del archivo Tibetano

Etiquetas: sabiduríareflexiónesoterismoespiritualidadfilosofia

25th Septiembre 2014

Foto con 7 notas

Es necesario señalar que la bienaventuranza del éxtasis no es la meta final que nos ofrece la vida meditativa. Tal bienaventuranza no es el más elevado criterio de verdad, aún cuando no dista mucho de la verdad. Es cierto que muchos místicos lo creyeron así y pusieron fin a sus esfuerzos al lograrlo, favoreciendo así esa terrible plaga, la oscura noche del alma, o la oscuridad espiritual.
El místico que medita debe aprender a no demorarse demasiado tiempo en el reino del gozoso emocionalismo espiritual, sino que debe trascenderlo. Por cuanto debe alcanzar un reino todavía más elevado, el de la paz total que está más allá de la comprensión, un reino de perfecta calma y suprema tranquilidad.
Siempre será necesario tener aspiraciones elevadas. Sea que los anhelos se dirijan a alguna Persona o Principio religioso, o que se dirijan a la idea y al ideal de la Verdad que aman. Aún cuando en este caso la mente se convierte en el principal instrumento para lograr este objetivo, es preciso que una fuerza interior la impulse hacia el éxito. Este poder impulsor debe proporcionarlo la aspiración.
Enviar repetidamente al universo un llamado vocal o silencioso, desear o anhelar la verdad espiritual, la paz o un maestro, es poner en acción ciertas fuerzas inteligentes que existen en el universo y que finalmente responden, en exacta proporción al grado de intensidad de la aspiración.
El universo no es una máquina ciega, sino la vestidura llevada por una jerarquía de seres conscientes e inteligentes. Y ha llegado la hora del anhelo, si uno no aprendió a hacerlo antes, cuando la profunda desesperación que sigue a los duros golpes del destino hacen surgir en uno el melancólico sentimiento de la transitoriedad y vacío de la existencia mortal.

PAUL BRUNTON

Es necesario señalar que la bienaventuranza del éxtasis no es la meta final que nos ofrece la vida meditativa. Tal bienaventuranza no es el más elevado criterio de verdad, aún cuando no dista mucho de la verdad. Es cierto que muchos místicos lo creyeron así y pusieron fin a sus esfuerzos al lograrlo, favoreciendo así esa terrible plaga, la oscura noche del alma, o la oscuridad espiritual.

El místico que medita debe aprender a no demorarse demasiado tiempo en el reino del gozoso emocionalismo espiritual, sino que debe trascenderlo. Por cuanto debe alcanzar un reino todavía más elevado, el de la paz total que está más allá de la comprensión, un reino de perfecta calma y suprema tranquilidad.

Siempre será necesario tener aspiraciones elevadas. Sea que los anhelos se dirijan a alguna Persona o Principio religioso, o que se dirijan a la idea y al ideal de la Verdad que aman. Aún cuando en este caso la mente se convierte en el principal instrumento para lograr este objetivo, es preciso que una fuerza interior la impulse hacia el éxito. Este poder impulsor debe proporcionarlo la aspiración.

Enviar repetidamente al universo un llamado vocal o silencioso, desear o anhelar la verdad espiritual, la paz o un maestro, es poner en acción ciertas fuerzas inteligentes que existen en el universo y que finalmente responden, en exacta proporción al grado de intensidad de la aspiración.

El universo no es una máquina ciega, sino la vestidura llevada por una jerarquía de seres conscientes e inteligentes. Y ha llegado la hora del anhelo, si uno no aprendió a hacerlo antes, cuando la profunda desesperación que sigue a los duros golpes del destino hacen surgir en uno el melancólico sentimiento de la transitoriedad y vacío de la existencia mortal.

PAUL BRUNTON

Etiquetas: esoterismofilosofiasabiduríaespiritualidadreflexión

25th Septiembre 2014

Foto con 15 notas

El remedio para la gente de la muy confusa era futura, yace en el antiguo conocimiento del Sendero Universal de la vida, que fue pasando de generación en generación.  LOS SABIOS MUY ANTIGUOS PRACTICABAN UNA FORMA DE VIDA HOLÍSTICA E INCORPORABAN EN SUS ACTIVIDADES EL CUERPO, LA MENTE Y EL ESPÍRITU COMO UN TODO.
Su vestimenta, su dieta y sus viviendas estaban de acuerdo con la naturaleza. Dependían de sus extremidades para trasladarse. Su educación era amplia y abarcativa: no enfatizaban un elemento determinado de su ser, dejando de lado los demás.
Ellos no buscaban realizar actividades especiales para su recreación, pues esta y su trabajo eran la misma cosa. Sus ejercicios no desarrollaban únicamente el cuerpo, sino también la mente y el espíritu, por medio de la armonización de sus energías internas.
Su música funcionaba como un puente de comunicación entre la mente y el espíritu, y no era tan sólo una obra emocional.  Sus líderes eran elegidos por ser modelos de virtud descollante, no por sus aptitudes financieras o militares. 
LA FILOSOFÍA, LA CIENCIA Y LA PRÁCTICA ESPIRITUAL ESTABAN INCORPORADAS COMO UN TODO.

HUA HU CHING

El remedio para la gente de la muy confusa era futura, yace en el antiguo conocimiento del Sendero Universal de la vida, que fue pasando de generación en generación.  LOS SABIOS MUY ANTIGUOS PRACTICABAN UNA FORMA DE VIDA HOLÍSTICA E INCORPORABAN EN SUS ACTIVIDADES EL CUERPO, LA MENTE Y EL ESPÍRITU COMO UN TODO.

Su vestimenta, su dieta y sus viviendas estaban de acuerdo con la naturaleza. Dependían de sus extremidades para trasladarse. Su educación era amplia y abarcativa: no enfatizaban un elemento determinado de su ser, dejando de lado los demás.

Ellos no buscaban realizar actividades especiales para su recreación, pues esta y su trabajo eran la misma cosa. Sus ejercicios no desarrollaban únicamente el cuerpo, sino también la mente y el espíritu, por medio de la armonización de sus energías internas.

Su música funcionaba como un puente de comunicación entre la mente y el espíritu, y no era tan sólo una obra emocional.  Sus líderes eran elegidos por ser modelos de virtud descollante, no por sus aptitudes financieras o militares.

LA FILOSOFÍA, LA CIENCIA Y LA PRÁCTICA ESPIRITUAL ESTABAN INCORPORADAS COMO UN TODO.

HUA HU CHING

Etiquetas: taosabiduríaesoterismoespiritualidadfilosofiaocultismoreflexión

24th Septiembre 2014

Foto con 5 notas

TRÁNSITO A TRAVÉS DE LOS SIGNOS
Nosotros podríamos considerar a estos cinco trabajos, en Aries, Tauro, Géminis, Cáncer y Leo, como cubriendo todo el período del Sendero del Noviciado y el matar al León de Nemea (trabajo de Hércules en el signo Leo) es el climax de esa parte de la lucha. 
Ahora él está listo para caminar el Sendero del Discipulado, en el cual Cristo el morador se revela gradualmente, la materia es firmemente subordinada a los usos del alma, y el aspecto forma viene a ser considerado simplemente como la madre del Cristo Niño.
Este progresivo conocimiento empieza en Virgo, el sexto signo, el signo del pesebre, y se consuma en Capricornio, el décimo signo, el signo del nacimiento de todos los dioses del sol. 
En el Sendero del Discipulado, él tiene que demostrar, en segundo lugar, que ha vencido a la ilusión, que el mágico hechizo que impone la materia sobre el espíritu no lo engaña más.  Esto es mostrado dramáticamente en el trabajo realizado en Escorpio, al matar a la Hidra de Nueve Cabezas.  
Después de Capricornio él se vuelve un servidor de la humanidad, consagrado al trabajo de la Jerarquía, y esta dedicación espiritual al servicio, encuentra su expresión en los dos últimos signos del círculo zodiacal, Acuario y Piscis.

ALICE BAILEY

TRÁNSITO A TRAVÉS DE LOS SIGNOS

Nosotros podríamos considerar a estos cinco trabajos, en Aries, Tauro, Géminis, Cáncer y Leo, como cubriendo todo el período del Sendero del Noviciado y el matar al León de Nemea (trabajo de Hércules en el signo Leo) es el climax de esa parte de la lucha.

Ahora él está listo para caminar el Sendero del Discipulado, en el cual Cristo el morador se revela gradualmente, la materia es firmemente subordinada a los usos del alma, y el aspecto forma viene a ser considerado simplemente como la madre del Cristo Niño.

Este progresivo conocimiento empieza en Virgo, el sexto signo, el signo del pesebre, y se consuma en Capricornio, el décimo signo, el signo del nacimiento de todos los dioses del sol.

En el Sendero del Discipulado, él tiene que demostrar, en segundo lugar, que ha vencido a la ilusión, que el mágico hechizo que impone la materia sobre el espíritu no lo engaña más.  Esto es mostrado dramáticamente en el trabajo realizado en Escorpio, al matar a la Hidra de Nueve Cabezas. 

Después de Capricornio él se vuelve un servidor de la humanidad, consagrado al trabajo de la Jerarquía, y esta dedicación espiritual al servicio, encuentra su expresión en los dos últimos signos del círculo zodiacal, Acuario y Piscis.

ALICE BAILEY

Etiquetas: astrologiaesoterismoespiritualidadfilosofiareflexiónsabiduría

24th Septiembre 2014

Foto con 7 notas

"La ayuda tiene que venir de una fuente que no sea esta existencia limitada, pero esta fuente no debe ser algo completamente fuera de nosotros, en el sentido que no tenga comprensión de nuestras limitaciones, y en consecuencia, que no sea en ninguna forma benévola con nosotros.
La fuente de la ayuda debe tener el mismo corazón que el nuestro para que haya una corriente de compasión pasando entre los dos. La fuente de poder debe estar dentro de nosotros, y no obstante estar fuera. Si no estuviera fuera, estaría sujeta a las mismas condiciones. Este es un eterno problema, estar y no estar, estar dentro y sin embargo estar fuera, ser finito y con todo pronto a servir al infinito.”

D. T. SUZUKI

"La ayuda tiene que venir de una fuente que no sea esta existencia limitada, pero esta fuente no debe ser algo completamente fuera de nosotros, en el sentido que no tenga comprensión de nuestras limitaciones, y en consecuencia, que no sea en ninguna forma benévola con nosotros.

La fuente de la ayuda debe tener el mismo corazón que el nuestro para que haya una corriente de compasión pasando entre los dos. La fuente de poder debe estar dentro de nosotros, y no obstante estar fuera. Si no estuviera fuera, estaría sujeta a las mismas condiciones. Este es un eterno problema, estar y no estar, estar dentro y sin embargo estar fuera, ser finito y con todo pronto a servir al infinito.”

D. T. SUZUKI

Etiquetas: filosofiasabiduríareflexiónesoterismoespiritualidad