Espiritualidad, Tao, Buddhismo, Teosofía & Sufismo

16th Junio 2014

Foto con 10 notas

El primer iniciador es la propia alma, el yo divino en el hombre, el hombre espiritual que está detrás de la cortina del hombre externo, que lucha para controlar y actuar a través de la personalidad externa. Es esa alma o yo, que abre al hombre la puerta de la inspiración, revelándole la naturaleza de la conciencia divina y sintonizando su oído para captar el sonido de esa “Voz que habla en el silencio”, cuando el hombre ha acallado todas las voces externas… El doctor S. Radhakrishnan dice:
"La relación de nuestra vida con un mundo espiritual mayor, se revela en la conciencia vigílica por medio de nuestros ideales intelectuales, las aspiraciones morales, las ansias de belleza y el anhelo de alcanzar la perfección. Detrás de nuestro yo consciente está nuestro ser secreto, sin el cual la conciencia superficial no podría existir ni actuar… Podemos ampliar la parte vigílica poniendo en actividad esferas de nuestro ser que están ahora ocultas… Esta es la meta del hombre…
"La cualidad excepcional del hombre, entre todos los productos de la naturaleza, reside en que en él la naturaleza trata de excederse conscientemente, no mediante una actividad automática o inconsciente, sino por el esfuerzo mental y espiritual. El hombre no es una planta o un animal sino un ser espiritual y pensante, determinado a forjar su naturaleza a fin de cumplir propósitos más elevados. Trata de establecer orden y armonía entre las diversas partes de su naturaleza, y se esfuerza por alcanzar una vida integrada. Se siente defraudado si no logra el éxito en su tentativa de llegar a esa plenitud orgánica de la vida. 
"Siempre hay en él un fermento mental y moral, una tensión entre lo que es y lo que quisiera ser, entre la materia que le ofrece la posibilidad de la existencia, y el espíritu que lo moldea en un ser significativo."

ALICE BAILEY

El primer iniciador es la propia alma, el yo divino en el hombre, el hombre espiritual que está detrás de la cortina del hombre externo, que lucha para controlar y actuar a través de la personalidad externa. Es esa alma o yo, que abre al hombre la puerta de la inspiración, revelándole la naturaleza de la conciencia divina y sintonizando su oído para captar el sonido de esa “Voz que habla en el silencio”, cuando el hombre ha acallado todas las voces externas… El doctor S. Radhakrishnan dice:

"La relación de nuestra vida con un mundo espiritual mayor, se revela en la conciencia vigílica por medio de nuestros ideales intelectuales, las aspiraciones morales, las ansias de belleza y el anhelo de alcanzar la perfección. Detrás de nuestro yo consciente está nuestro ser secreto, sin el cual la conciencia superficial no podría existir ni actuar… Podemos ampliar la parte vigílica poniendo en actividad esferas de nuestro ser que están ahora ocultas… Esta es la meta del hombre…

"La cualidad excepcional del hombre, entre todos los productos de la naturaleza, reside en que en él la naturaleza trata de excederse conscientemente, no mediante una actividad automática o inconsciente, sino por el esfuerzo mental y espiritual. El hombre no es una planta o un animal sino un ser espiritual y pensante, determinado a forjar su naturaleza a fin de cumplir propósitos más elevados. Trata de establecer orden y armonía entre las diversas partes de su naturaleza, y se esfuerza por alcanzar una vida integrada. Se siente defraudado si no logra el éxito en su tentativa de llegar a esa plenitud orgánica de la vida.

"Siempre hay en él un fermento mental y moral, una tensión entre lo que es y lo que quisiera ser, entre la materia que le ofrece la posibilidad de la existencia, y el espíritu que lo moldea en un ser significativo."

ALICE BAILEY

Etiquetas: sabiduríaesoterismoespiritualidadreflexiónocultismomisticismo

  1. theteethbehindkisses ha reblogueado esto desde yogiurban
  2. yogiurban ha reblogueado esto desde lavidauna
  3. lavidauna ha publicado esto